Desde el 23 de junio, en Tailandia, hay 12 niños futbolistas encerrados en una cueva inundada. Junto a ellos se encuentra también su entrenador de fútbol, mientras los rescatistas estudian las posibles opciones para sacarlos con vida.

Este equipo de fútbol entró en la cueva Tham Luang Nang Nom, considerada la cuarta más grande del país. Actualmente, alrededor de mil personas especializadas en rescate de varios países están encargadas de su búsqueda y rescate.

El jefe de la célula de crisis en Tailandia, Narongsak Osotthakorn, explicó: “Nuestra mayor preocupación es la meteorología. Estamos en una carrera contrarreloj, ahora estamos en una carrera contra el agua”.

Pasaron nueve días desde su desaparición hasta que dos buzos británicos encontraron a los 13 tailandeses ubicados a dos kilómetros de la entrada y sobre el nivel de la inundación de la cueva. A través de un video, los niños y su entrenador agradecieron a los primeros hombres que veían en nueve días, y se comunicaron con sus familias.

Según El Comercio de Perú, los socorristas están esperando que el nivel del agua baje para que los niños no tengan que bucear, o que lo hagan poco, ya que ninguno de los chicos sabe nadar. Otro de los planes de rescate consiste en perforar un pozo vertical, e incluso, enviar a un niño voluntario que anime a los menores que estén más asustados.

Por el momento, los rescatistas se están centrando en drenar el agua de la cueva y en enseñarles a bucear a los niños. Así mismo, se les han repartido cilindros de oxígeno y provisiones, sin embargo en uno de los recorridos murió un buzo profesional cuando regresaba de entregar los suministros.

Compártelo