Tras que el ex presidente, Elías Antonio Saca, se declarará culpable del uso de más de $300 millones extraídos de Casa Presidencial para beneficio propio, en un acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR) para minimizar su condena, las autoridades le han obligado a la devolución de $25 millones de estos, pues lo demás no ha sido localizados.

La FGR ha pedido, por el acuerdo llegado, que se le otorguen cinco años de prisión. El anuncio de Saca se hizo una semana después que se diera a conocer que Bukele participaría en las elecciones 2019 bajo la bandera del partido que el ex mandatario fundó.

Saca, fue expulsado de ARENA, luego que se conociera que había cometido actos de corrupción durante su mandato y fue allí donde decidió crear su instituto político junto a Herbert Saca, quien a su vez habría sido su asesor y su primo.

Herbert Saca también fungió como asesor de Funes cuando llegó a la presidencia y fue una de las figuras más representativas de la creación del partido anaranjado. Funes también tiene un caso de corrupción pendiente con la FGR pero mantiene asilo político en Nicaragua, ayudado por el FMLN, mismo partido que expulsó a Bukele.

Ahora, Bukele ha utilizado al partido de los Saca para llegar a la candidatura presidencial, después de duras críticas que hizo contra ellos. Bukele, al igual que Saca, fueron expulsados de sus partidos por comportamiento indebido y ahora están unidos en una misma bandera, GANA.

Bukele, quien llegó a las Alcaldías donde gobernó por el FMLN, ha dejado millonarias deudas, según la nueva administración a quien le ha correspondido pagar estas deudas.

 

Compártelo