El Titular El Salvador

Pastor Carlos Rivas no se hizo el alcotest por conducción temeraria y lo dejaron en libertad

El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, dijo que el pastor evangélico del Tabernáculo de Avivamiento Internacional (TAI), Carlos Rivas, fue detenido como manda la ley por los elementos policiales, luego que se detuviera por supuesta conducción en estado de ebriedad.

El pasado jueves, Rivas fue detenido en el pasaje Las Arboledas y Boulevard Constitución, colonia Miranda, de San Salvador, al ser descubierto por la PNC con altos niveles de alcohol, sin embargo, el pastor se negó a realizarse el alcotest.

En ese momento fue llevado preso para ser puesto en las próximas horas (después de la detención) en manos de la FGR.

Sin embargo, la FGR lo liberó por no tener pruebas sobre el estado de ebriedad en el que conducía, ya que Rivas no se quiso realizar la prueba del alcotest y no había nada que lo comprobara.

Cotto, ante lo ocurrido, explicó que luego de la detención, la policía tiene ocho horas para entregar a la persona a la Fiscalía General de la República (FGR) para que realicen las investigaciones necesarias del caso.

Ya una vez la PNC entrega a la persona a la FGR son ellos los encargados de realizar las investigaciones y llevar el caso a los tribunales correspondientes, sin embargo, los agentes policiales se limitan nada más a recibir la orden si liberan o mantienen preso a un procesado.

«Todos los casos son auditables y si el fiscal general considera que debe indagar cómo fue puesto en libertado, por quién y por qué fue puesto en libertad pues está en su derecho», explicó Cotto.

El director de la PNC dijo estar de acuerdo con las medidas que les implementan a las personas que conducen en estado de ebriedad y que apoya la idea de incrementarles las esquelas.

Por su parte, el pastor Rivas dio su sermón y dijo que todo fue una mentira y negó que estuvo en estado de ebriedad, y argumentó que estaba solo desvelado, no borracho; pero los policías determinaron que si estaba en estado de ebriedad y que pese a que no se realizó la prueba que corresponde, era evidente a la vista de cualquiera.

Este mismo pastor, en marzo de 2015, fue detenido por agentes de la Policía en Antiguo Cuscatlán, La Libertad, luego de que presuntamente agrediera físicamente a una mujer, en el interior de un motel.

 

Redaccion El Titular