El Titular El Salvador

No hay fecha para la repatriación de los cuerpos de Óscar y su hija

Entre tantas noticias que transcurrieron durante la semana, una de las más sonadas y que he ha dado la vuelta al mundo, ha sido la muerte de un padre de familia con su hija de dos años en la Río Bravo, en la frontera de México con Estados Unidos, en un intento de cruzarlo para lograr el “sueño americano”.

Según el relato de la familia de los fallecidos, ellos habrían partido su aventura en abril de este año, llegaron a México y estuvieron en un albergue de migrantes, mientras les solucionaban la situación migratoria en el país azteca.

Al llegar a México, solicitaron asilo, pues iban huyendo de la delincuencia y pobreza que asechaba en la colonia donde vivían, Altavista.

Las víctimas son Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y su hija Valeria de 2 años; en el viaje también iba la madre de la niña, quien también intentó cruzar el río y logro salvarse.

Según relató Tania, ella, su esposo y un amigo de la pareja se desesperaron por cruzar, en ese momento, Óscar se colocó a la menor entre su pecho y la camisa para pasarla, pero la corriente era tan fuerte por abajo, que, en un momento, perdió a la niña y él se sumergió para rescatarla, sin embargo, ninguno de los dos logró salir.

En la desesperación, Tania buscó a las autoridades mexicanas quienes iniciaron la búsqueda, pero fue hasta el día siguiente, lunes, cuando los cuerpos fueron encontrados a dos kilómetros de donde ocurrieron los hechos.

En ese momento, la mamá de la menor y esposa de Óscar llamó a su familia en El Salvador para decir lo ocurrido, sin embargo, su dolor era tan grande que poco se le entendía lo que quería decir, fue hasta el día siguiente que la mujer, más tranquila, informó lo sucedido a la madre de Óscar, abuela de Valeria.

Desde ese momento, medios de comunicación nacionales y extranjeros han replicado la noticia que ha causado diferentes reacciones entre las personas, tanto así, que el papa Francisco y el mismo Donald Trump dieron a conocer su postura.

Las autoridades salvadoreñas dijeron que los cuerpos serían repatriados el pasado jueves, sin embargo, no se hizo, y hasta el momento no se tiene una fecha exacta para que esto se pueda llevar a cabo.

Al cierre de esta nota, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cancillería no tenían el dato de la fecha, sin embargo, en conferencia de prensa ayer por la tarde, dieron a conocer que los cuerpos vienen vía terrestre y que la única que vino, hasta ahora, es Tanía, la madre de la menor y esposa de Óscar.

Redaccion El Titular