El ex musulmán, José Henríquez, denuncia que el candidato de GANA, Bukele, miente sobre su religión y que puede mentir sobre cualquier cosa.

“A Nayib lo estuvo preparando para esta misión, durante años, su padre “su mentor, su guía” como él dice para que fuera el primer musulmán en llegar al poder a El Salvador”.

La misión que tiene Bukele, de acuerdo a Henríquez, es propagar el Islam desde el gobierno para todo El Salvador y que por ello lo habían dejado casarse con una cristiana, Gabriela.

Bukele es “sociópata, mitómano y paranóico”, según Fortín Magaña

“Nayib ha invertido millones de dólares en crear esa falsa imagen de salvador del mundo, por eso es que cuando salgo diciendo la verdad fui atacado de manera tan feroz y desesperada por sus trolles”, escribió el ex musulmán a través de redes sociales.

Para José, son los dos problemas que el candidato de GANA niegue su religión, primero porque es un político que quiere llegar al poder a base de mentiras y dos, porque los salvadoreños necesitan un gobernante que compartan su fe.

Núñez presentó las mentiras y pruebas de corrupción contra Bukele

“Ala líbranos del demonio de la mentira y el engaño. Y eso es precisamente lo que Nayib representa en esta elección”, añadió Henríquez.

Lee la carta completa a continuación:

 

Nayib Bukele el musulmán que quiere gobernarnos.

Nayib no es ningún improvisado, ni alguien que sale de pronto y quiere ser presidente. A Nayib lo estuvo preparando para esa misión, durante años, su padre “su mentor, su guía como él dice” para que fuera el primer musulmán en llegar al poder a El Salvador, porque desde el gobierno se puede propagar el Islam.

Pero, para lograr ese objetivo había que ocultar al musulmán, por eso le permitieron casarse con una mujer cristiana, por eso lo sacaron con pastores evangélicos y por eso se fue de viaje a Israel a dejar una ofrenda y a tomarse fotografías en Jerusalén.

Nayib ha invertido millones de dólares en crear esa falsa imagen de salvador del pueblo, por eso es que cuando salgo diciendo la verdad fui atacado de esa manera tan feroz y desesperada por sus trolles.

Que Nayib Bukele niegue que es musulmán tiene dos problemas:

El primero es que en nuestro país hay libertad de culto y que sea musulmán es una opción personal a la cual tiene derecho. Pero cuando se es candidato presidencial y tratas de engañar sobre tu fe, ese tema que es personal se convierte en un problema público, porque a muchos salvadoreños se les caerá la venda de los ojos, y verán la realidad: a otro político que trata de llegar al poder en base a mentiras.

El segundo problema es que la familia de Nayib sigue inaugurando mezquitas, y los salvadoreños somos una inmensa mayoría de cristianos, y queremos gobernantes que compartan nuestra fe.

Es importante decir que me retiré de la iglesia musulmana, por dos razones, porque odian el cristianismo y tratan de destruirlo, y la segunda es por el maltrato que los musulmanes le dan a las mujeres.

Nayib sabe muy bien que yo pasé viéndolo diez años en las mezquitas construidas por su familia, y esa es una realidad que por más ofensas y amenazas que me hagan no van a poder cambiar, y seguiré repitiéndola hasta que cada salvadoreño lo sepa, porque lo considero mi deber como ciudadano y mi obligación como cristiano, porque alguien que es capaz de mentir sobre su propia religión es capaz de mentir sobre cualquier cosa.

Y lo que digo en árabe en el vídeo puede traducirse en lo siguiente: Ala líbranos del demonio de la mentira y el engaño. Y eso es precisamente lo que Nayib representa en esta elección.

5 de noviembre de 2018

Compártelo