Ayer, miércoles 5 de diciembre, los diputados de ARENA no lograron quitar la Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia, que obliga a los salvadoreños a pagar 5% más por telefonía, equipos, aparatos y dispositivos usados en el servicio. Los legisladores de FMLN y GANA no dieron su apoyo a la propuesta.

“No había votos, lo quieren estudiar en la Comisión (de Hacienda), pero ARENA va a insistir que se apruebe este año”, indicó la diputada de ARENA, Margarita Escobar.

La jefa de fracción del FMLN, Nidia Díaz, considera que se deben crear alternativas para financiar los programas de seguridad. Y, el dirigente de GANA, Guillermo Gallegos, aseguró que solo se debían excluir a las personas que consumieran menos de $1,000 en saldo al mes.

El diputado David Reyes, de ARENA, explicó: “Se trata de garantizar el destino específico de la Ley de Contribución Especial. Esta ley recauda unos $70 millones y de bonos son unos $52 millones, entonces, habrá incluso un remanente de unos $20 millones para acciones específicas de combate a la delincuencia”.

En la propuesta, ARENA presentó que se debe financiar el bono de los policías y militantes con el 5% que se le cobra a los grandes contribuyentes.

Compártelo