Audios revelados por la Revista Factum detallaron que el expresidente Mauricio Funes, ahora asilado en Nicaragua, compró voluntades y votos dentro de la Asamblea Legislativa para tener un gobierno más favorable. En 2009, los legisladores se salieron de sus partidos para fundar GANA o Unidos por El Salvador, que más adelante terminaron llegando a las filas por las que ahora compite Bukele, GANA.

Para esto, Funes pagaba del gobierno entre $10,000 y $200,000 por votos, y para que los diputados se salieran de sus partidos; es decir, favorecieran con poder dentro del Órgano Legislativo a la primera presidencia del FMLN.

El dinero lo llegaba a recoger Herbert Saca, primo del expresidente Elías Antonio Saca, no en un maletín negro, sino en una “maleta deportiva marca Nike, amarilla”, se especifica en la publicación de Factum.

A pesar de esto, en el audio se puede escuchar como es que Funes no confiaba del todo en Herbert, pero esto no importaba pues negociaba para que el ex presidente tuviera poder dentro de la Asamblea Legislativa. A Miguel Menéndez, Mecafé, por otra parte Funes le encomendaba manejara sus negocios a través de offshores en Panamá.

Por otro lado, en la primera entrega de la investigación de Factum, se establecía que GANA, partido por el que compite Bukele, fue creado entre el mutuo acuerdo de los expresidentes Saca y Funes, y las ayudas dadas por Herbert Saca.

Este operario político (Herbert), por su parte, se ha conocido, a través de Factum, influyó para que Bukele fuera aceptado por los dirigentes del partido GANA; estos políticos en un primer momento apoyaron al aspiración presidencial del ex alcalde de San Miguel, Will Salgado.

Compártelo