El eslogan de campaña del candidato de GANA, Bukele, es que acabará con “los mismos de siempre”, pero ahora en redes, un usuario le preguntó cómo es que lo hará si dentro de la política salvadoreña se codea con personajes “oscuros”.

Bukele, como ex funcionario de San Salvador y Nuevo Cuscatlán, también tiene un pasado con personajes como Enrique Rais, José Luis Merino y hasta compite por el partido creado por los expresidentes Elías Antonio Saca y Mauricio Funes, GANA.

Contrato con Rais, el prófugo de la justicia

Junto con concejales del FMLN, Bukele como alcalde de San Salvador dio un contrato de $270,000 dólares a la empresa del empresario prófugo de la justicia al estar acusado por corrupción del sistema judicial, Enrique Rais. Este contrato se firmó después que se supieran los cargos de los que estaba acusado Rais.

“¿Desde cuándo es responsabilidad del comprador de un producto investigar a los accionistas de la empresa a la que compra?”, respondió el ex alcalde de San Salvador.

Protegido de José Luis Merino, dirigente del FMLN y acusado de lavar dinero

Según El Faro, Bukele y el dirigente de izquierda se juntaron para hacer negocios, e impulsar el Canal TVX, aunque por medio de dos sociedades bajo el mando de dos hombres de confianza. Aunque, el candidato de GANA ha dicho que la sociedad está terminada, sus hombres de confianza aún están al frente de TVX.

Merino, por su parte, ha dejado en entredicho que una alianza con Bukele para la segunda vuelta en las elecciones presidenciales es posible. Depués de todo, el candidato de GANA ha asegurado que su “corazoncito” está a la izquierda, por lo que no está fuera del radar del FMLN.

El adoptado de Saca y Funes con GANA

Revista Factum, por su parte, aseguró que los creadores del partido por el que compite Bukele a la presidencia fue creado bajo la influencia de los expresidentes Saca y Funes, junto a su fiel compañero Herbert Saca.

El primo de Saca, Herbert, fuera quien logró unir los hilos de los diputados con tal de sacar algo de apoyo para Funes, pues atravesaba una etapa oscura en el FMLN; claro, esto mucho antes que los mismos efemelenistas le dieran el aviso para que se fuera a Nicaragua y pidiera su asilo, mientras hacía consultorías.

Compártelo