Cortesía

Las selecciones de fútbol en Centroamérica viven a diario una lucha por ser mejores a pesar que no cuentan con los recursos necesarios para lograrlo, muchas veces, con apoyo del Gobierno de cada país, y el de la federaciones logran alcanzar proyectos que mantienen vigente la vida del fútbol.

Tal es el caso de Panamá, el más reciente, que apoyó a su selección hasta llegar a la fase final del Mundial, algo que por primera vez ocurrió en su historia. Este mismo ejemplo irán adoptando los demás países centroamericanos que buscan llegar al Mundial.

Por su parte, El Salvador con La Selecta vive un momento dulce gracias a una hornada de jóvenes de gran talento con una serie de futbolistas en plenitud. El objetivo que tienen es clasificarse a la Copa Oro, a través de la Nations League de la CONCACAF, y hacer un buen papel en el torneo más importante de la región para poder soñar con el Mundial de Qatar 2022.

Además, se han realizado cambios y se le está apostando al talento de los países centroamericanos, han crecido en este último año con un esfuerzo de la federación y los jugadores. Tanto la Federación, como la Liga Mayor de Fútbol han conseguido patrocinadores y han cuidado a los futbolistas, de tal forma que ha mejorado notablemente el espectáculo.

Uno de los mejores ejemplos es el patrocinio de Pepsi que le ha dado el nombre a la competencia “Liga Pepsi” y le ha inyectado mucho apoyo al formato.

Compártelo