El Titular El Salvador

Costa Rica baja de categoría en seguridad aérea debido a rigurosa auditoria de la FAA

La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) realizó una auditoria para verificar el cumplimiento de dicho país con los estatutos de seguridad aérea en Costa Rica que la llevó a bajar de categoría 1 a categoría 2, según un comunicado de prensa que publicó FAA.

La Dirección General de Aviación Civil de Costa Rica (DGAC) no ha dicho nada con respecto al tema de la reducción de su nota, lo que impide a las aerolíneas registradas en Costa Rica, como Volaris Costa Rica y Avianca Costa Rica, abrir nuevas rutas para Estados Unidos, hasta que corrijan su nota.

La reducción de la categoría por parte de la FAA verifica el cumplimiento de un país y sus autoridades de aviación con respecto a las normas que recomienda la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Es por ello, que del 1 de octubre al 5 del mismo mes del 2018 se realizó la auditoria que encontró a Costa Rica con inconsistencias que deberían ser corregidas por la DGAC en un plazo de 65 días para mantener esa nota que mantenía desde el 2006.

La evaluación que aplica la FAA se llama International Program Aviation Safety Assessment (IASA), en español, Programa de Evaluación de Seguridad Aérea, tras la revisión se otorgan dos categorías, cada una de ellas con un significado:

Categoría 1: Los países que tienen esta nota, tienen permiso para operar dentro de Estados Unidos, al igual los que utilizan códigos compartidos con compañías aéreas de Estados Unidos.

Categoría 2: Todos los servicios disponibles en la categoría 1, en esta se limitan; además de no poder abrir vuelos comerciales a Estados Unidos o buscar un código compartido con cualquier compañía estadounidense, lo tiene prohibido.

Esta reducción le afectará a Costa Rica ya que las aerolíneas registradas como costarricenses no podrán abrir nuevas rutas a Estados Unidos. Algunos de los puntos que evalúa la FAA determinar categoría son:

– Legislación primaria de aviación.

– Reglamento operativo específico.

– Sistema estatal de aviación civil y funciones de supervisión de seguridad.

– Capacitación y capacitación del personal técnico.

– Orientación técnica, herramientas y suministro de información crítica para la seguridad.

– Obligaciones de licencia, certificación, autorización y aprobación.

– Obligaciones de vigilancia.

– Resolución de inquietudes de seguridad.

En el caso de Costa Rica, con los hallazgos en octubre, tuvieron de plazo hasta febrero para corregir las observaciones de la auditoria de la FAA, sin embargo, no lograron hacerlas a tiempo, por eso bajaron a la categoría 2; aunque la DGAC no ha dicho cuáles son los puntos específicos en los que fue encontrado con inconsistencia.

Si esta situación de auditoria rigurosa por las autoridades estadounidenses se replicara en El Salvador, podrían verse afectadas las aerolíneas inscritas como locales, de no pasar la auditoria de la FAA; las aerolíneas no podrías abrir nuevos vuelos y existiría afectación para los usuarios.

 

Redaccion El Titular