El Titular El Salvador

Ciudad Mujer está siendo investigada por la FGR por lavado de dinero

La Fiscalía General de la República (FGR) dijo que la Secretaría de Inclusión Social (SIS) está bajo investigación por dos proyectos relacionados con Ciudad Mujer, uno de ellos relacionados al delito de lavado de dinero y activos.

La ex primera dama y secretaria de Inclusión, Vanda Pignato, confirma la investigación, pero no da más datos. «No tengo ninguna información sobre la investigación que usted señala, por lo que no puedo dar respuesta. Y según entiendo esos procesos tienen reserva de ley», señaló al ser cuestionada por el trabajo de la Fiscalía.

Uno de los casos, se da por el aviso que un grupo de ciudadanos interpuso el pasado 8 de febrero por la relación que tenía la SIS y una organización no gubernamental que se llama Fundación Plenus, ambas dirigida por Pignato.

La creación de la fundación se hizo con fondos del Estado y que sirvió para promocionar Ciudad Mujer en el extranjero y obtener ganancias de ellos.

La segunda investigación es desde el año pasado (2018) cuando a Unidad Especializada contra el Lavado de Dinero y Activos de la FGR cuestionó el uso de $675,000 en dos proyectos de Ciudad Mujer.

La Prensa Gráfica (LPG), en una investigación, obtuvo documentos que revelan que la unidad de la FGR le pidió a la SIS explicaciones sobre «los servicios prestados a Casa Presidencial en el período de 2009 a 2014», sobre dos montos: $175,000 relacionados con la cuenta de programa Ciudad Mujer y otros $500,000 utilizados en la cuenta de construcción de un centro de Ciudad Mujer en el departamento de Morazán.

La FGR le pidió a la SIS que presentara documentos que mostraran en que concepto o servicio habrían recibido ese dinero por parte de Casa Presidencial (Capres), y que, con ellos, el nombre de los encargados de las transacciones.

Por su parte, una fuente de la SIS dijo que en el primer caso se cuestionan unas capacitaciones y cursos que nunca se concretaron.

La secretaría informó a la Fiscalía que los servicios fueron pedidos por la ahora jefa de formación técnica y vocacional de la secretaría, Teresa Arauz, para una capacitación a 16 usuarias de Ciudad Mujer Usulután, pero no detalló en qué consistió el curso que tuvo un costo de $175,000.

En el segundo caso, el medio millón de dólares que están siendo cuestionados, dicen que trata de un aporte que el Gobierno hizo, con dinero donado por Taiwán, a la construcción de Ciudad Mujer en Morazán, pero la FGR aún no puede revelar por menores del hecho.

Otra fuente interna relacionada con la construcción reveló que, en esa infraestructura, como en el resto de sedes (a excepción de Colón), hubo anomalías. Entre ellas, el hecho que la misma firma que diseñó fue también la que construyó, algo que no estaba permitido. «Incluso CASALCO (Cámara Salvadoreña de la Construcción) supo de ese problema y dijo que no era lo adecuado, pero al final no dijeron nada porque también un miembro de esa gremial ganó los proyectos en dos sedes», expuso.

LPG realizó una investigación el año pasado donde expuso que en el 2011 el entonces presidente, Mauricio Funes, ex esposo de Pignato, desvió 1 millón de dólares de un préstamo del BID que era para Ciudad Mujer y terminó en la partida secreta de la Presidencia, para gastos personales.

Una publicación digital reveló a finales de abril de este año que durante la gestión del actual presidente Salvador Sánchez Cerén se desviaron hacia la partida secreta un total de $3,815,000 de los fondos de la SIS, y gran parte de ese dinero iba destinado al proyecto de Ciudad Mujer.

Redaccion El Titular