El candidato a la presidencia de la Alianza por un Nuevo País, Carlos Calleja, se reunió ayer, 6 de noviembre, con miembros de la Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas de El Salvador (UNICSAL), quienes brindaron su apoyo al trabajo que realizará desde la presidencia.

UNICSAL está conformada por un gran número de congregaciones como las Asambleas de Dios, Elim, Bautista, Tabernáculo de Avivamiento, Palabra de Vida, entre otras.

Durante la reunión, la comunidad evangélica realizó solicitudes como el respeto al pensamiento cristiano, defensa de la vida y del matrimonio, apoyar y trabajar con las iglesias cristianas en sus programas sociales y de prevención de violencia, formar un gobierno con funcionarios capaces, honestos y con cero tolerancia a la corrupción.

Los líderes cristianos le solicitaron a Calleja que trabajara en el fortalecimiento de las relaciones con Israel y contemplar la idea de tener una embajada de El Salvador en Jerusalén. El candidato dijo que dijo abierto a que se fortalezcan las relaciones diplomáticas con dicha nación, pero esto conlleva un proceso, agregó.

Además, añadió su compromiso de trabajar de la mano de la iglesia para apoyar a los jóvenes a través de programas sociales en la prevención de la violencia.

“No entiendo cómo un Gobierno piensa resolver los problemas estructurales de violencia en este país, sin la ayuda de las iglesias”, afirmó Calleja.

El pastor Edwin Guzmán afirmó que como comunidad cristiana no están poniendo su esperanza en un partido político, pero si están esperando que quien gobierne el país por los próximos cinco años sea una persona con valores y principios cristianos.

 

Compártelo