Este miércoles, el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, dijo que la administración de Bukele tuvo un endeudamiento de $60 millones, a parte de los contratos a largo plazo que se firmaron, como el del Mercado Cuscatlán.

El alcalde capitalino, además, aprovechó para desmentir al aspirante presidencial que estaba en una entrevista televisiva. Muyshondt indicó que cerca de $100 mil se pierden por parte del Mercado Cuscatlán, donde uno de los locales debe $180 mil en hamburguesas.

“No sé en la mente de quien paso que se pagara el local con hamburguesas”, indicó el edil de San Salvador. Esta información fue confirmada, también, por Bukele en Frente a Frente, donde dijo que se le había dado la facilidad a esta cadena de comida rápida internacional.

Sin embargo, el planteamiento del aspirante presidencial contradice el objetivo por el que fue construido el Mercado Cuscatlán, que buscaba favorecer a los vendedores ambulantes.Las buenas obras hablan por sí solas y no se necesitan publicitar, en la pasada administración había publicidad que costaba mucho más que las mismas obras”, denunció el alcalde capitalino.

“El Mercado Cuscatlán si es un negocio, alguien está haciendo un negocio con él, no es un proyecto social, no ha sido para la gente, no ha tenido ningún impacto”, aseguró Muyshondt, quien asegura que esos millones tirados en el proyecto se podrían estar ocupando para hacer obras para los capitalinos.

“Aunque el excalde lo defienda, el mercado Cuscatlán es el mayor fracaso en la historia de la municipalidad de San Salvador“, recalcó el actual jefe municipal. También, Muyshondt explicó que se gastaron fondos municipales para remodelar un inmueble que no es propiedad de la Alcaldía y aun así se paga un alquiler por encima de los $85 mil mensuales.

Para el alcalde de San Salvador, el futuro de este proyecto fallido de Bukele se encuentra en “cambiar el enfoque, hay que hacerlo un lugar más cultural, donde se pueda promover el arte, para que la gente, artistas y artesanos puedan acudir al Mercado Cuscatlán, pero todo comenzará con la negociación del contrato”.

Por otro lado, Muyshondt aclaró que la Alcaldía pidió un préstamos de $6 millones que se utilizaron para pagar “préstamos bancarios y deudas con proveedores que estaban atrasadas”; más no para salarios de empleados como mintió Bukele.

Yo puedo hablar de la gestión que hizo Bukele en San Salvador y fue desastrosa y no quiero pensar que una persona así gobierne nuestro país y la verdad me preocupa el equipo de trabajo que puede formar”, finalizó el actual alcalde.

Compártelo