El Titular El Salvador

Presupuesto 2021: Asamblea recorta más de 32 millones asignados en propaganda y consultorías dudosas

EL SALVADOR.- Más de 32 millones de dólares que habían sido asignados por el ministerio de Hacienda en propaganda política y consultorías fueron recortados por la Asamblea Legislativa porque, según los diputados, estos gastos no fueron justificados por el gobierno central. La suma recortada sería reasignada a instituciones que habrían sufrido recortes en comparación al presupuesto del año pasado.

Solo en propaganda y publicidad se habrían reorientado $7.91 millones. En ese sentido, la Presidencia sufrió un recorte de casi 3 millones en publicidad ($2,933,065). Otras instituciones que tuvieron recortes millonarios fueron el ministerio de Hacienda y la Corporación Salvadoreña de Turismo ($1,044,040 y $1,241,758, respectivamente).

La Lotería Nacional de Beneficencia y la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) también tuvieron recortes en publicidad, aunque en menor escala. Y así va una larga lista de instituciones y dependencias del Estado que sumaban los 7 millones y pico que se han recortado en propaganda para el mismo gobierno de turno.

Pero fue en las asignaciones para “consultorías” que se recortó más dinero, sumando $25.6 millones. De acuerdo a lo comentado por varios diputados, el ministerio de Hacienda falló en explicar y justificar dichas consultorías y las sumas tan altas por las mismas.

“No fueron justificadas las consultorías. Con la figura de consultorías las inflaron totalmente y lo que se hizo es dejar un monto normal como el del 2020 porque tampoco había una justificación de porqué era tan exorbitante el aumento”, comentó un diputado.

“ Le da facilidad al gobierno de darle dinero a quien quiera, y de una consultoría, ¿el resultado cuál es?, puede ser una página que diga ‘yo recomiendo invertir en educación’, y le paguen $300,000 para que me digan eso”, añadió Víctor Suazo.

De nueva cuenta, el gobierno parece buscar retorcer la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) y aprovecharse de vacío en ella, ya que con las consultorías podrían contratar a quién quisieran sin necesidad de una licitación pública. 

Redaccion

Redaccion