El Titular El Salvador

Con la economía en recesión, proyecto de Presupuesto 2021 incrementa en $1,027.4 millones

EL SALVADOR. – A pesar de la recesión económica en la que el país ha caído en este punto del año tras 6 meses afectada por la cuarentena y demás problemas que ha traído la pandemia del Coronavirus, el ministerio de Hacienda ha presentado un proyecto de Presupuesto General de la Nación con un incremento de $1,027.4 millones en relación al del año pasado.

De tal modo que, según las proyecciones de Hacienda, las recaudaciones fiscales y tributarias volverán a la normalidad para el próximo año. A pesar de que las cifras indican que se han perdido cerca de 100,000 empleos en el país desde inicios del año y que gran cantidad de negocios han cerrado operaciones.

Hacienda espera que el Estado recaude $5,169.9 millones en ingresos tributarios, de los cuales $2,643.4 millones serían del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y $2,061.2 en Impuestos Sobre la Renta.

“Para aquellos que están pensando que este presupuesto contiene una deuda o una brecha de financiamiento exhorbitante, pues se equivocaron; nosotros heredamos en la administración del presidente Bukele una brecha de $1,200 millones para el año 2019, ese era el déficit. Para este año, la brecha se ha estimado en $1,342.5 millones”, aseguró el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya.

Mario Ponce, presidente de la Asamblea Legislativa, se pronunció con cautela acerca del proyecto y reiteró que este será analizado y luego debatido para su posterior aprobación o rechazo entre los diputados.

“Hay una variación entre el presupuesto 2020 y el del 2021 de $1,030 millones, partiendo de que el presupuesto anterior era de $6,426.1 millones. Ese es el aumento que trae el presupuesto. Vamos a entrar al debate para revisar hacia dónde van orientados los esfuerzos del Ejecutivo para poder dinamizar las diferentes áreas de la economía del país”, dijo.

Pero desde ya los economistas advierten que este proyecto no está considerando la lenta recuperación que tendrá la economía, lo cual podría poner al Estado en aprietos y, por añadidura, al pueblo.

“Estamos hablando de que el déficit fiscal sería altísimo, de hecho, el presupuesto que presenta es mayor en unos $1,000 millones (comparado con el de 2020). Se ha hecho un plan de ingresos y gastos y no se ha puesto en consideración el entorno macroeconómico que se va a vivir el próximo año, con una recuperación lenta”, opinó el economista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Romel Rodríguez.

Redaccion

Redaccion