El Titular El Salvador

6 meses en caída libre llevan a la Economía salvadoreña a entrar en recesión al finalizar septiembre

EL SALVADOR. – Si bien es cierto que ningún gobierno del mundo anticipaba en su presupuesto anual una pandemia, la actual administración del país ha tenido tiempo de sobra para elaborar un plan económico para amortiguar los efectos de la misma- más allá de repartir dinero sin parámetros aparentes. O, pero aún, de prometer repartir dinero y no hacerlo, como ocurrió con los millonarios fondos prometidos para las mipymes que al final fueron desviados para tapar huecos presupuestarios.

Como estocada final, entre disputas con la Asamblea Legislativa y la Sala de lo Constitucional y los embrollos legales que estas trajeron, la economía se “reactivó” sin ton ni son, sin una legislatura y sin ningún orden ni apoyo del gobierno central.

El resultado: más de 85,000 despidos e infinidad de negocios. Basta dar un paseo para ver rótulos de “Se alquila” y “Se vende” en locales y almacenes que antes afloraban de clientela.

Óscar Cabrera, expresidente del Banco Central de Reserva y actual presidente de la Fundación para el Desarrollo de Centroamérica (FUDECEN), calcula que solo entre abril y mayo la producción económica cayó en un 13.7 %. Para el tercer trimestre, según su apreciación, la caída fue de -9.4 %.

Cabrera, al ser cuestionado por el tiempo en que le podría tomar a El Salvador recuperarse, se remitió al antecedente histórico de la crisis financiera del 2009. Entonces la nación tardó 4 años en recuperarse. El panorama, considerando que la pandemia ni siquiera da luces de terminar por lo pronto, es sombrío.

“Los gastos de consumo e inversión se recuperaron a los cuatro años. Ahora podemos tardar una década porque mientras la pandemia continúe, todos los países del mundo van a estar reduciendo sus canales comerciales”, explicó.

Redaccion

Redaccion