El Titular El Salvador

Gobierno cubre déficit presupuestario con $600 millones que se suponía serían para apoyar a las MiPymes

EL SALVADOR. – Tal y como se lo temían muchos empresarios tanto del sector formal como informal: el gobierno gastó los $600 millones que les habían prometido en apoyo económico por la crisis generada a causa del COVID-19. El dinero fue utilizado para cubrir un déficit presupuestario, según informaron.

Ahora, para honrar la promesa a las MiPymes, el gobierno no tuvo de otra más que recurrir a otra enorme deuda, esta vez de $645.8 millones en Certificados del Tesoro (CETES). Las autoridades indicaron que 100 % de lo ofertado a una tasa de interés del 7.5 % a un plazo de 360 días.

El economista Rafael Lemus advirtió que la colocación de más CETES sería perjudicial para los salvadoreños si se sacrifican las reservas de liquídez de los bancos. 

“En la medida que el gobierno coloque CETES o cualquier instrumento y que no se afecten las reservas de liquidez, es decir la garantía de depósitos del público, la estabilidad se va a mantener. El punto es que el gobierno no obtenga financiamiento poniendo en riesgo a los depositantes por operaciones de financiamiento para el gobierno”, explicó.

“Que el gobierno logró colocar los CETES es bueno, porque le permite cubrir demandas de egresos, pero ojalá no haya sido sacrificando reservas de liquidez de los bancos”, añadió Lemus.

El dinero originalmente iba a ser administrado en un fideicomiso por Bandesal. Primero se iban a desembolsar $150 millones, de los cuales una parte iba dedicada a un subsidio de planillas para empresas afectadas por la crisis financiera. Otra parte también estaba asignada para apoyar al comercio informal. 

Los dueños de empresas y emprendedores, varios meses después de estar sin percibir ningún ingreso, ahora reciben otra larga al saber que  el gobierno ya tenía los fondos que requerían pero los utilizaron en otra cosa.

Redaccion

Redaccion