El Titular El Salvador

Gallegos y Escalante a responder al TEG por acusaciones de nepotismo y contratos irregulares

EL SALVADOR. – Por posibles delitos que violan la Ley de Ética Gubernamental el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG) anunció que iniciaron un procedimiento administrativo en contra del diputado de GANA, Guillermo Gallegos, quien fue denunciado por nepotismo a inicios de este año. Mientras que el diputado Gustavo Escalante se enfrentará a una investigación tras revelarse que una empresa a la que está ligado firmó un contrato con el ministerio de Salud para la venta de mascarillas a un costo de $344 mil, es decir, por conflicto de intereses.

A inicios de este año 2020, Héctor Silva y Aida Betancourt, candidatos ambos de Nuestro Tiempo, interpusieron una denuncia en contra de Gallegos por la contratación de parientes en la Asamblea Legislativa. 

La denuncia indicaba que Gallegos había violentado el literal H del artículo 6 de la Ley de Ética Gubernamental, en el cual se estable que está prohibido “nombrar, contratar, promover o ascender en la entidad pública que preside o donde ejerce autoridad, a su cónyuge, conviviente, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad (…)”.

Diversas investigaciones periodísticas revelaron que alrededor de 11 parientes suyos llegaron a ocupar puestos dentro de la Asamblea Legislativa. Al menos 7 de estos eran familiares de su esposa.

Sin embargo, el proceso abierto por el TEG se centra en la contratación, prórroga de contrato y aumento de sueldo de la pareja de su hermana. Se  trata de Roberto Vladimir Carbajal Amaya, pareja de su hermana Brenda Iliana Gallegos López.

En cuanto al diputado Escalante, se investigará que el ministerio de Salud, estando bajo el mando de la exministra Ana Orellana Bendek, otorgó un contrato de $344 mil por 800,000 mascarillas a una empresa propiedad del diputado Gustavo Escalante Zelaya, una compra irregular e indebida dado que se trata de un funcionario público entablando negocios con el mismo gobierno.

Héctor Silva, candidato a alcalde de San Salvador por Nuestro Tiempo, celebró la decisión del TEG. “La decisión del Tribunal de iniciar un proceso sancionatorio contra el diputado Gallegos es esperanzadora para el país. El diputado ha sido acusado de actos de corrupción en reiteradas ocasiones y hoy finalmente existe la posibilidad de que sea castigado por uno de esos actos”, dijo.

Por su parte, Aida Betancourt destacó que las instituciones públicas deben trabajar en pro de la ciudadanía. “En enero, denunciamos al diputado Guillermo Gallegos de GANA por nepotismo. Hoy el Tribunal de Ética Gubernamental le abre un proceso administrativo sancionador, tras encontrar que favoreció a un pariente en la Asamblea Legislativa. El mensaje es CLARO: las instituciones deben beneficiar a la CIUDADANÍA, no a los funcionario”, publicó en sus redes sociales.

Redaccion

Redaccion