El Titular El Salvador

Descubren anomalías en los procesos de compra para equipar el nuevo Hospital El Salvador

EL SALVADOR. – Wilson Sandoval, coordinador del Centro de Asesoría Legal Anticorrupción (ALAC), de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE) ha señalado varias irregularidades en los procesos de compra que ha llevado a cabo el gobierno del presidente Nayib Bukele para equipar el nuevo Hospital El Salvador, construido sobre la infraestructura preexistente del CIFCO.

De acuerdo a Sandoval, todas las órdenes de compra carecen de firma y sello de los proveedores.  En cambio, las únicas firmas encontradas en los contratos son de la directora general del ISSS, Rosa Delmy Cañas de Zacarías; y la jefa de la UACI, Concepción Marina Rosa de Cornejo.

Información de la Corte de Cuentas establecen que un total de 30.9 millones de dólares que eran parte de los fondos del ISSS fueron reclamados por el gobierno para atender la pandemia del Coronavirus. De estos, se sabe que  al  menos 7.5 millones fueron utilizados para compras de equipo para el nuevo Hospital.

“Es un proceso anormal porque las órdenes de compra deben estar firmadas por los proveedores. Pareciera que sabían a quién iban a comprarle. El Consejo Directivo es quien debe autorizar las compras y no a la inversa”, indica Sandoval. 

Los documentos demuestran que el 8 de mayo del año en curso, el Consejo Directivo del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) aprobó un consolidado de contrataciones directas que realizó la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucional (UACI).

La la Subdirección de Logística del ISSS ha justificado las anomalías argumentando que se han apegado a los “lineamientos para compras de emergencia” que estableció el Ministerio de Hacienda. Sandoval manifestó que, aún en tiempos de emergencia, se debía seguir el debido proceso establecido en la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP).

Redaccion

Redaccion