El Titular El Salvador

De medio millón de pruebas donadas, el gobierno salvadoreño solo ha usado la tercera parte

EL SALVADOR. – Entre febrero y mayo del año en curso, el gobierno salvadoreño recibió 566, 660 pruebas para detectar el COVID-19 en pacientes, tanto del tipo PCR y pruebas rápidas. Elevar el número de pruebas es, según la opinión general de médicos y expertos, primordial para poder atacar de manera eficiente la propagación del virus. Sin embargo, las autoridades de Salud del país solo han aplicado 199,189 de esas pruebas hasta mediados de julio, es decir, solamente el 35%.

A pesar de las altas cifras de pruebas que deberían de estar disponibles para la población salvadoreña, las quejas de ciudadanos y médicos indican que, al momento de solicitar una, muchas veces la respuesta es una simple y llana negativa.

“Ha habido bastantes donativos de pruebas, pero estas generan varias dudas. La primera es cuántas pruebas les han donado realmente y cuántas han comprado porque siempre están diciendo ‘no tenemos. No hay’”, comentó el epidemiólogo José Adán Montes.

En ese sentido, ante los constantes cuestionamientos, el ministro de Salud, Francisco Alabí, argumentó que el país no tiene la capacidad de aumentar el número de pruebas que se realizan a diario por cuestiones de logística: no se cuenta con el personal capacitado ni con el equipo requerido.

“¿Por qué no podemos incrementar la toma de muestras? Porque no hay equipo para el procesamiento y el personal que debe ser capacitado para el procesamiento, estamos en eso, a la brevedad se va a poder ampliar”, justificó.

A pesar del gran número de pruebas donadas que están disponibles, el presidente Nayib Bukeleanunció hace una semana que el gobierno invertirá $31 millones en la compra de pruebas PCR para detectar el COVID-19 en nuestro país.

Redaccion

Redaccion