El Titular El Salvador

Dexametasona, el medicamento de bajo costo que podría salvar a pacientes graves por COVID-19

Con la vacuna contra el Coronavirus aún lejos en el horizonte, científicos y médicos alrededor del mundo continúan realizando estudios y pruebas de medicamentos ya existentes en busca de un tratamiento que ayude a salvar vidas. El último en la lista es la Dexametasona, que ha tenido efectos positivos en reducir la tasa de mortalidad entre los pacientes más graves de COVID-19.

Uno de los grandes problemas que el virus ha traido es que, debido a su fácil contagio, abarrota las salas de emergencia de los sistemas de salud de hospitales alrededor del  mundo  y esta alternativa es esperanzadora.

En marzo de 2020, se estableció el ensayo RECOVERY (Evaluación aleatoria de la terapia con COVid-19) como un ensayo clínico aleatorizado para evaluar una gama de tratamientos potenciales para COVID-19, incluida la dosis baja de dexametasona (un tratamiento con esteroides). Se han inscrito más de 11,500 pacientes de más de 175 hospitales del NHS en el Reino Unido.

Un total de 2104 pacientes fueron asignados al azar para recibir dexametasona 6 mg una vez al día (ya sea por vía oral o por inyección intravenosa) durante diez días y se compararon con 4321 pacientes asignados al azar a la atención habitual sola.

Entre los pacientes que recibieron la atención habitual sola, la mortalidad a los 28 días fue más alta en aquellos que requirieron ventilación (41%), intermedia en aquellos pacientes que requirieron solo oxígeno (25%) y más baja entre aquellos que no requirieron intervención respiratoria ( 13%).

La dexametasona redujo las muertes en un tercio en pacientes ventilados (relación de frecuencia 0,65 [intervalo de confianza del 95%: 0,48 a 0,88]; p = 0,0003) y en un quinto en otros pacientes que recibieron oxígeno solamente (0,80 [0,67 a 0,96]; p = 0,0021) .

No hubo beneficio entre aquellos pacientes que no requirieron asistencia respiratoria (1.22 [0.86 a 1.75; p = 0.14).

De acuerdo a los resultados, se evitaría 1 muerte mediante el tratamiento de alrededor de 8 pacientes ventilados o alrededor de 25 pacientes que requieren oxígeno solo.

Redaccion

Redaccion