El Titular El Salvador

Empresa Privada sigue en la incertidumbre de cuándo y cómo se reactivará la economía del país

EL SALVADOR. – El sector de la Empresa Privada permanece sumido en la incertidumbre, con propuestas de ley que vienen y van y planes que al final no se sabe si se van a concretar o no. El 16 de junio ya está a la vuelta de la esquina, fecha que la Asamblea Legislativa ha incluido en su nuevo proyecto de ley para la emergencia y reactivación de la economía, misma que el presidente manejó en algún momento.  Pero con su carente participación en las reuniones y amenazas de vetar dicho proyecto de ley, nada de esto provee tranquilidad a los empresarios y empleados.

Este mismo viernes, se espera que representantes del presidente se reúnan de nuevo con dirigentes de gremiales y empresas, como lo han hecho ya varias veces durante la semana. Todo apunta a que el ejecutivo pujará por imponer su propia ley y terminará descartando la presentada por los diputados.

La mayoría de empresarios están de acuerdo en reactivar la economía poco a poco, en orden. Y que se continúe aplicando la cuarentena de manera inteligente. “El sector empresarial no quiere salir en desorden, no es lo que está buscando. Es hora de hacerlo ordenadamente (desconfinamiento), bajo un marco legal”, expresó Silvia Cuellar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (COEXPORT). 

Cuellar, quien ha participado en las reuniones llevadas a cabo por la parte del Ejecutivo, reveló que se contempla la idea de reducir las fases de reapertura –5 se establecieron originalmente- a solo 3, con una duración extendida entre cada una de ellas- en lugar de 15 días podrían durar 21.

Otro tema problemático es el de cuándo sería apropiado –por no decir “menos peligroso- para reactivar el transporte público. El gobierno pide que se suspenda hasta fases secundarias de la reactivación, y que las empresas se hagan cargo de brindar el transporte. Ningún problema para las empresas grandes, pero una imposibilidad para muchos emprendedores pequeños y una larga lista de negocios que simplemente se han quedado ya sin reservas financieras para costear los gastos que ello implica.

Redaccion

Redaccion