El Titular El Salvador

Presentan demanda ante la Sala de lo Constitucional contra gobierno por amenazar con cerrar negocios

EL SALVADOR. – “Las violaciones sanitarias son faltas graves y nos obligan a cerrar los negocios que las cometan. Violar la cuarentena impuesta por el Ministerio de Salud es causal de cierre permanente”, publicó el presidente salvadoreño Nayib Bukele durante el fin de semana en su cuenta oficial de Twitter. La reactivación de la economía en el país, lo que, es decir, la reapertura de las empresas y de los negocios, se ha venido atrasando sistemáticamente por parte de la administración de Bukele en aras, según explica el mismo, de reducir los contagios de COVID-19 con una prolongada cuarentena. 

La Federation International Human Rights and Justice respondió a estas amenazas con una demanda ante la Sala de lo Constitucional, tras marcar casi 80 días en cuarentena domiciliar obligatoria.

En la demanda, interpuesta por una abogada en representación de la organización antes referida, se pide que “cesen las órdenes de cierres de las empresas, que no utilicen la fuerza policial en los 800 retenes, que no hostiguen ni sancionen el Ministerio de Trabajo a las empresas, ni cierren los negocios”.

Luego de que el presidente Bukele vetara la “Ley Especial Transitoria de Emergencia por la Pandemia COVID-19, Atención Integral de la Vida y la Salud y Reapertura de la Economía” y anunciara más bien la conformación de una mesa para apenas empezar a discutir la reactivación, siempre navegando en la ambigüedad, sin fechas ni estrategias concretas, una buena parte del sector empresarial está que se arranca los pelos de la impotencia al ver a sus negocios en las últimas.

“El Ministro de Salud dice que hay un peligro contra la población cuando ellos no están haciendo absolutamente nada para detener la pandemia del COVID-19. Solo se han enfrascado en llevar a los centros de cuarentena a cuanta población puedan y no cortar la cadena de transmisión”, expresó la abogada que presentó la demanda.

“El artículo 110 de la Constitución da el derecho a la libertad empresarial, y el Estado en ningún momento puede destruir este derecho, sin haber una ley formal y razonable, pero lo que está haciendo la Presidencia y sus ministros como funcionario, es un acto en contra de este derecho porque está atacando el comercio que es la fuerza económica de la empresa privada”, añadió.

Redaccion

Redaccion