El Titular El Salvador

Desbordamiento del Río Acelhuate deja en la calle a habitantes de varias comunidades

EL SALVADOR. – Bloque por bloque, lámina por lámina, así los fue despojando el Río Acelhuate de sus hogares y pertenencias, según el relato de varios vecinos de las comunidades de San Martín Privado y el Granjero II que no pudieron pegar ojo durante la madrugada del domingo 31 de mayo por las intensas lluvias y el caudal desbocado del río que poco a poco fue destruyendo casas a su paso.

Ahora las calles se encuentran cubiertas de lodo y de pertenencias de los hogares de la zona, la mayoría de habitantes no tuvieron más remedio que abandonarlo todo y remitirse a alguno de los albergues habilitados para la emergencia. Otros recorren el lugar con la mirada perdida, sin saber bien qué hacer.

“Cuando pude ver, me di cuenta que estaba bien crecido el río. Me dio miedo. Lo que hicimos fue salir hacia el lado de la puerta. Entonces solo escuché un estruendo y todo comenzó a hundirse”, relató Idalia Zelaya, quien vivía en la comunidad San Martín Privado.

“Ayer perdí todo y perdí la tranquilidad”, lamentó Zelaya. Los habitantes de esta comunidad aseguran que nunca habían visto al río crecer de tal forma y aseguran que no habían experimentado este problema. 

Ahora piden asistencia de parte del gobierno, denunciando que hasta el momento no ha llegado nadie siquiera a evaluar los daños.

Por otra parte,  en el Granjero II, ubicada entre el bulevar Venezuela y el Acelhuate, ya se habían  registrado daños similares en noviembre del 2009. En el presente,  al menos 135 viviendas fueron afectadas. Las más próximas a la corriente de agua, que en un punto creció unos dos metros, fueron completamente destruidas.

Redaccion

Redaccion