El Titular El Salvador

Economía de El Salvador sufrirá su “peor caída en la era democrática”, según economista del ICEFI

EL SALVADOR.- Ricardo Castañeda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), realizó un balance del primer año de la administración del presidente Nayib Bukele en el aspecto económico y de cara a la realidad post-cuarentena. El gobierno se ha caracterizado, resume Castañeda, por su carencia de planes para levantar la economía y el futuro inmediato que nos espera no es nada alentador.

En el año 2019 con una desaceleración económica, la economía en El Salvador creció apenas un 2,3%. Sin embargo, las estimaciones muestran que El Salvador tendrá la economía más afectada de la región centroamericana con una caída del 6%. “Sería la caída más grande en toda la era democrática, esto podría costar alrededor de 220 mil empleos que se pierden y 800 mil personas que están en riesgo de caer en pobreza”, explicó el economista del ICEFI.

“Estamos frente a una tormenta perfecta, porque adicionalmente las remesas están cayendo, las exportaciones están cayendo y esas son malas noticias”, añadió.

En ese sentido, Castañeda señala que es necesario delinear un plan “anticrisis” que le permita al país recuperar esos puestos de trabajo perdidos. Los pronósticos indican que eso podría tomar varios años.

“Algo que ha caracterizado esta gestión gubernamental es la carencia de un plan, no tenemos un plan de gobierno, tampoco hay un plan anticrisis”, dijo. Como bien apunta Castañeda luego, la Asamblea Legislativa le ha aprobado al gobierno que pueda negociar alrededor de 3 mil millones de dólares en endeudamiento- esto representa casi la mitad del presupuesto aprobado para este año. 

“Lastimosamente, de esos 3 mil millones, apenas están en gestión 1,800 millones y solo han logrado obtener 385 millones con el Fondo Monetario Internacional”, apunta Castañeda.

“Esto limita muchísimo las posibilidades de minimizar los efectos del COVID”, reitera el economista,  particularmenteporque las medidas del confinamiento que ha tomado El Salvador han sido de las más drásticas en una economía en la cual la mayor parte de la población trabaja en el sector informal.

“Si tú les dices que se queden en su casa, pero no le garantizas un ingreso, automáticamente les estás diciendo que caigan en pobreza y padezcan hambre”, manifestó.

Redaccion

Redaccion