El Titular El Salvador

Minneapolis incendiada con disturbios por asesinato de un hombre negro a manos de la policía

ESTADOS UNIDOS. – “No puedo respirar”, fue uno de los últimos suspiros de auxilio que George Floyd, un hombre negro de 46 años, logró sacar antes de ser asesinado por asfixia luego de estar varios minutos sometido en el suelo con la rodilla de un oficial justo en la garganta. Floyd estaba completamente desarmado y no había presentado señales de agresión.

La policía atendió una queja por teléfono en la que se acusaba a Floyd de entregar un cheque falso, lo cual luego quedó desmentido. 

El martes por la noche se produjeron incidentes después de que un vídeo grabado por una testigo se propagara en la prensa y redes sociales. En él se veía a Floyd repetir «no puedo respirar» y «me van a matar» mientras el agente seguía apretando su cuello.

Durante la noche del miércoles se registraron protestas, violencia, saqueos e incendios por toda la ciudad. Una persona resultó muerta cuando el dueño de una tienda le disparó cuando creía que buscaba robar en medio de los disturbios. Otras cuatro personas recibieron heridas de bala durante la noche.

«Por favor, por favor, Minneapolis. No podemos permitir que la tragedia traiga más tragedia», declaró Jacob Frey, alcalde de la ciudad.Pero hasta el mismo alcalde admite que el policía responsable debería estar preso. 

«He estado peleándome en las últimas 36 horas con una cuestión fundamental: ¿Por qué el hombre que mató a George Floyd no está en la cárcel? Si tú lo hubieras hecho o yo lo hubiera hecho, estaríamos entre barrotes ahora mismo. Y no encuentro una buena respuesta», dijo.

«Quiero que se impute a esos agentes por homicidio», dijo la hermana del fallecido, Bridgett Floyd, a la cadena NBC. «Eso es lo que hicieron exactamente. Mataron a mi hermano. Estaba gritando para que le ayudaran».

Redaccion

Redaccion