El Titular El Salvador

Transparencia y varados en el exterior, otros puntos de fricción en elaboración de nueva ley para la Emergencia

EL SALVADOR. – Entre los diversos temas que han provocado encontronazos entre el Comité de la Asamblea Legislativa y la parte enviada por la presidencia de la República para formular un nuevo proyecto de Ley que regule la emergencia del Coronavirus, se encuentran el periodo de tiempo que deberá pasar un residente salvadoreño en cuarentena después de estar varado en el exterior. Y el tema que no ha parado de sonar: la falta de transparencia de la administración de Bukele durante la pandemia.

Respecto a la cuarentena de los varados, el gobierno busca un mínimo de 15 días de cuarentena obligatorio al retornar al país, con la posibilidad de que la estadía en un centro de contención se alargue indefinidamente. Los diputados proponen, en cambio, que pasen por una cuarentena de solo 12 días.

Los representantes de Bukele explicaron que necesitan 7 días para realizar la prueba de COVID-19 y unos 8 días más para obtener los resultados. También piden la potestad de mantener a pacientes en observación a pesar de que sus resultados hayan salido negativos.

El lado legislador también pide más transparencia al gobierno de Bukele respecto a los gastos en los que ha incurrido durante la pandemia, considerando que los fondos públicos utilizados han sido exorbitantes. En ese sentido, piden que se pueda aplicar la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP) y que se le permita a los ciudadanos requerir cualquier dato, no solo atenerse a la información que las autoridades decidan compartir en sus portales o redes sociales.

Conan Castro, secretario jurídico, lejos de brindar una justificación legal o incluso burocrática sobre este importante inciso de la discusión para la nueva ley, simplemente argumentó que para que eso funcione tendrían que reabrir oficina del Estado y poner empleados en riesgo. Explicación un tanto irónica cuando a gran escala lo que se está discutiendo es la reactivación de la economía. Si se contempla que los negocios pueden volver a abrir, ¿no se hará lo mismo con las oficinas gubernamentales?

Redaccion

Redaccion