El Titular El Salvador

Militares llegan a cerrar INTRADECO, que producía 100,000 gabachas médicas a la semana para Estados Unidos y El Salvador

EL SALVADOR. – INTRADECO, que hace apenas unas semanas era aplaudida por medios locales e internacionales –incluso por Forbes- tras obtener la aprobación de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense por sus siglas en inglés) de sus gabachas médicas impermeables, lavables y reusables, hoy se encuentra asediada por militares que llegaron a cerrar sus instalaciones.

Y así se interrumpió el flujo de más de 100,000 gabachas médicas que eran exportadas hacia los Estados Unidos y entregadas  también a hospitales locales. Según Jaime Miguel, director ejecutivo de la empresa, unos 10 y 20 hospitales de la red pública recibían estos insumos.

El gobierno salvadoreño no ha brindado una explicación oficial para el cierre de la empresa. La versión extraoficial es que la orden la dio el presidente Bukele tras varios desacuerdos públicos con Javier Simán, el actual presidente de la ANEP (Asociación Nacional de la Empresa Privada) y quien ha sido relacionado con INTRADECO.

Simán asegura que hace más de 5 años no mantiene relación alguna con la empresa. Sin embargo, admite que es propiedad de un familiar suyo.

“Yo no tengo relación ya con esa empresa. Entendemos que ha sido una decisión de más arriba, esperaríamos que ese tipo de decisiones arbitrarias no se repitan… Lo hemos visto en el caso de alimentos, con las empresas de boquitas que también fueron arbitrariamente cerradas”, comentó Simán al respecto.

“Hemos visto como arbitrariamente el gobierno ha venido diciendo quién sí y quién no”, añadió el empresario. Simán, tras ser cuestionado por los motivos del cierre de la empresa, afirmó que desconoce los detalles. Lo que sí dijo fue que los policías y militares llegaron a cerrar la empresa “de una manera sin precedentes”.

Además, hizo un llamado al Ministerio de Trabajo a investigar el hecho. “Parece que la orden no la dio el Ministerio de Trabajo”, indicó Simán.

En días recientes, un Comité creado para supervisar el manejo de $2 mil millones durante la pandemia renunció por falta de transparencia. La ANEP, presidida por Javier Simán, fue parte de los miembros que se retiraron. El Comité también estaba conformado por miembros de FUSADES, la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) y la Escuela Superior de Economía y Negocios, ESEN.

Redaccion

Redaccion