El Titular El Salvador

Cada vez se unen más barrios y colonias de El Salvador a el “Bocinazo” y “Cacerolazo”

EL SALVADOR. – Hasta en plena cuarentena domiciliar, los ciudadanos salvadoreños encontraron -con mucho ingenio- una manera de protestar en contra de algunas medidas adoptadas por el gobierno de Nayib Bukele durante la pandemia del Coronavirus. Cada día se reparte a través de publicaciones en las redes sociales la invitación de unirse a la campaña que ha sido bautizada  por algunos con el #DespertemosElSalvador, la cual consiste simplemente en tocar la bocina de un vehículo o golpear una cacerola en señal de protesta.

“En señal de protesta e inconformidad”, se lee en un afiche que circula en Twitter. “Si no estás de acuerdo con las medidas que ha tomado el gobierno, sube a tu carro y donde estés pitá a las 8:00 PM”, añaden.

Aunque en un principio fue catalogada como una “protesta de ricos” a razón, para empezar, de que no todos los ciudadanos tienen el privilegio de poseer vehículo propio. El movimiento ha ido tomando vuelo y cada noche se escuchan bocinas y cacerolas en más puntos del país.

“Desde Lourdes, para que no digan que solo en la Escalón”, publicó una ciudadana en su  cuenta de Twitter. En el video  se observa que varios vecinos se unieron a la protesta a pesar de la lluvia.

También se empieza a replicar el método de protesta fuera de la capital, varias colonias de Sonsonate, por ejemplo, se unieron al movimiento. “Confirmando que el descontento y hartes con la situación, las medidas tomadas por el gobierno y la violación a nuestros derechos humanos NO solo es en la capital”, escribió un ciudadano.

Algunos municipios de La Libertad también hicieron caso al llamado:

Redaccion

Redaccion