El Titular El Salvador

$10,000 millones: En lo que va del año, Bukele adquiere deuda equivalente a la adquirida en una década de otros gobiernos

EL SALVADOR.- En lo que va del año 2020, el gobierno del presidente Nayib Bukele se ha hecho de una deuda que ronda los 10,000 millones de dólares para afrontar la pandemia del Coronavirus. Para poner la cantidad en perspectiva, lestomaron 10 años a los gobiernos de Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén obtener la misma cantidad de dinero vía préstamos. 

La exorbitante cifra es la mayor que haya manejado un presidente en la historia de El Salvador. Actualmente, Bukelemaneja un presupuesto general de $6,426 millones y obtuvo el aval ya para otros $3,645 millones adicionales de organismos internacionales.

Un total de $645 millones fueron avalados a finales del año pasado. Los otros $3,000 fueron aprobados con la llegada de la pandemia del COVID-19. El Salvador fue uno de los primeros países de la región en obtener un préstamo por parte de El Fondo Monetario Internacional para afrontar la crisis, desembolsando $389 millones que el gobierno ya tiene a mano.

Los números deberían de encender las alarmas del pueblo salvadoreño por dos cosas: 1) Una deuda tan grande compromete la economía actual y la futura. Podría tomar varios años recuperarnos. Actualmente la deuda del país ya sobrepasa los $20,000 millones y cada año tiene que pagar más de $1,000 millones en servicio de la deuda (monto anual por los préstamos). Esta deuda representa actualmente más del 70 % del PIB y, según pronósticos de economistas, con los últimos préstamos solicitados este porcentaje podría sobrepasar el 80 % del PIB.

2) Hay mucho dinero fluyendo bajo pocos mecanismos de control y transparencia. En ese sentido, La Corte Cuentas ya ha comenzado algunas auditorías, como la de los fondos del Hospital de CIFCO y del subsidio de los $300. Sin embargo, la Corte no genera aún confianza entre la mayoría de sectores del país.

“Si nos atenemos a la trayectoria de la Corte de Cuentas, no hay ningún elemento que uno diga: “sí va a hacer una buena auditoría”; y la capacidad que tiene, porque no solo va a auditar el hospital. Tiene que estar auditando todo lo que están gastando. ¿Dónde está la exigencia de la Corte de Cuentas para que le presenten informe de compras? Piden información al Ministerio de Obras Públicas y manda a la Asamblea un cuadrito con 20 cifras. Eso no puede ser”, advierte Roberto Rubio, director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde).

Redaccion

Redaccion