El Titular El Salvador

Fabio Castillo: “El gobierno ha dado pruebas de no ser democrático y que es de carácter tribal”

EL SALVADOR.- Fabio Castillo, doctor en derecho con una especialidad en Constitucionalismo, se manifestó profundamente preocupado por algunas de las acciones tomadas por el presidente Nayib Bukele, especialmente aquellas en las que ha desacatado las resoluciones de la Sala de lo Constitucional para violar los Derechos Humanos de los ciudadanos durante la pandemia del COVID-19.

“Yo he dicho que aprecio, respeto e incluso le tengo cariño al presidente, pero desde el inicio dije que él tiene grandes cualidades, pero un defecto: se salta las trancas”, admite Castillo.

“El gobierno de El Salvador no solo ha dado muestras de no ser democrático, sino que ha confirmado que es de carácter tribal. Los hermanos del presidente, los tres del grupo Bukele Ortez, tienen una influencia increíble en los asuntos del estado que no deberían tener”, añadió.

De acuerdo a Castillo, los hermanos del presidente tienen parte y decisión en los Asuntos del Estado, llegando al punto en que en ocasiones, Karim ha ido como jefe de delegaciones oficiales, por encima incluso de la ministra de Relaciones Exteriores.

Respecto a las denuncias y quejas dirigidas al gobierno de Bukele por repetidas violaciones a los Derechos Humanos y su aparente desinterés en darles seguimiento, el doctor en derecho opinó que “es peligrosísimo (decir que derechos humanos estorban). Son obstáculos para convertirse en un tirano, por eso son obstáculos correctos. Ocupar ese argumento es peligroso”.

Además, reveló que uno de los aspectos del actual gobierno que más le duelen, en su condición de abogado, son precisamente los atropellos a la Constitución y a la Sala de lo Constitucional. Algo, según la carrera y experiencia de Castillo, inaudito en la historia política del país. 

“Vemos la actitud más antidemocrática en este país desde la firma de los Acuerdos de Paz. Nadie nunca se atrevió a decir que desobedecería a la Sala. Los gobiernos del Frente expresaron inconformidad con lo resuelto, pero cumplieron todo lo que la Sala dijo. A mí me preocupa el argumento del presidente: “No es posible que cinco personas atenten contra la vida de los salvadoreños”. Pero parece que él cree que una persona, es decir él, puede atentar contra la democracia del país y eso no debe ser”, argumentó el doctor en derecho.

Redaccion

Redaccion