El Titular El Salvador

Congresistas de Estados Unidos le mandan carta a Bukele: “Pone en peligro los derechos humanos del pueblo salvadoreño y la democracia”

EL SALVADOR.- Dos influyentes congresistas estadounidenses, mediante el Comité de Asuntos Interiores, le enviaron una carta directamente al presidente salvadoreño Nayib Bukele, expresando  su preocupación por algunas acciones tomadas por el mandatario que atentan contra los derechos humanos de los ciudadanos y contra la Constitución de la República.

Se trata de Eliot Engel, presidente del comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, que ya le había mandado uno que otro recadito al presidente salvadoreño en las mismas líneas; y Albio Sires, presidente del subcomité para asuntos del Hemisferio Occidental del Congreso de los Estados Unidos.

“Estamos preocupados por varias acciones que usted ha tomado recientemente que ponen en peligro los derechos humanos del pueblo salvadoreño y la democracia de su país. Le pedimos de manera respetuosa que reconsidere estas acciones y que no use el COVID-19 como un pretexto para socavar la constitución salvadoreña y las normas internacionales”, se lee en la carta que se extiende dos páginas.

A párrafo seguido, recuerdan que el pasado 15 de abril la Sala de lo Constitucional dictaminó que las detenciones ilegales contra ciudadanos durante la cuarentena y el decomiso devehículos debía parar.

“Le urgimos a que se adhiera a la constitución de su país y respete la autoridad de las ramas legislativas y judiciales de El Salvador”, le escriben a Bukele.

Luego, los congresistas tocan el tema de los pandilleros en las prisiones salvadoreñas. Se declaran “extremadamenteperturbados” por las acciones tomadas en las prisiones salvadoreñas, indicando que el amontonamiento de prisioneros observado en algunas fotografías publicadas por el Washington Post, en las que salían pandilleros arrimados unos a las espaldas de otros, con poca o nula protección en contra del Coronavirus era un peligro para la propagación de la enfermedad. Además de describirlas como “innecesariamente degradantes”.

Redaccion

Redaccion