El Titular El Salvador

Bukele ordena uso de fuerza letal contra pandilleros por repunte de homicidios en plena Pandemia

EL SALVADOR. – Mientras que el gobierno concentraba la mayor parte de sus fuerzas policíacas y militares en la lucha contra la propagación del Coronavirus en el país, los pandilleros aprovecharon para regresar a los modos sangrientos de antes. El viernes se registraron al menos 23 asesinatos en todo el país mientras que entre sábado y domingo se sumaron unos 10 más solo en la zona oriental.

Desde que Bukele tomó el poder, el país ha celebrado varias jornadas libres de homicidios en todo su territorio, incluso durante la pandemia del COVID-19. Las cifras rojas del martes, sin embargo, marcan la tasa más alta de homicidios durante toda su administración.

“Las maras están aprovechando que casi la totalidad de nuestra fuerza pública está controlando la pandemia. Tendremos que mover recursos para combatirlos”, publicó el presidente Nayib Bukele.

En otro controversial del mandatario salvadoreño, publicó que el uso de la fuerza letal “está autorizado para defensa propia o para defensa de la vida de los salvadoreños”. Bukele aseguró también que el gobierno “se encargará de la defensa legal de quienes sean injustamente acusados”. 

Aunque la Constitución de la República ya contempla la Defensa Propia, el mensaje del presidente es peligrosamente ambiguo. Su publicación recibió gran cantidad de comentarios de ciudadanos que prometen cumplir con la orden y otros que lo critican por dar “luz verde para matar”.

“Desde el poder Ejecutivo podía citarse dicha legislación penal, lo que evitaría que un mensaje desde cuenta Twitter oficial de la Presidencia de la República se pudiera entender como que el Presidenteautoriza a las personas a cometer el delito de homicidio y a las autoridades a cometer nuevos abusos y arbitrariedades, incluyendo ejecuciones extrajudiciales, garantizando incluso la defensa legal desde fondos públicos para quienes pudiesen ser procesados por la comisión de este delito”, opinó Celia Medrano, de la organización Cristosal.

Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, respondió al llamado del presidente: “Vamos a combatir a todos aquellos que dirigen, ordenan y coordinan homicidios. Las pandillas no van a detener el trabajo del Gobierno del Presidente @nayibbukele, por eso estamos redoblando esfuerzos para detener a estos grupos criminales.”

Redaccion

Redaccion