El Titular El Salvador

OMS y FMI concuerdan: Se pueden salvar las vidas y los empleos

Representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) llevaron a cabo una conferencia de prensa virtual recientemente para debatir el gran conflicto que aqueja a todas las naciones del mundo durante la pandemia del Coronavirus: ¿Cómo salvar vidas y empleos al mismo tiempo? ¿Es esto siquiera posible? Tanto la OMS como el FMI opina que sí.

“A medida que el mundo responde a la pandemia de COVID-19, algunas veces parecería que se debe elegir entre salvar vidas o salvar los medios de sustento. La verdad es que se trata de un dilema falso porque controlar el coronavirus y salvar vidas es una necesidad imperiosa para salvar los medios de vida”, expresaron los expertos.

En ese sentido, ambas organizaciones exhortaron a los líderes políticos a diseñar e implementar medidas que protejan la salud pública a la vez que consideran la restauración de los mercados. “Eso es lo que une a la OMS y al FMI: la OMS ayuda a proteger la salud de la gente y el FMI ayuda proteger la salud de la economía. Trabajamos juntos”, dijo Kristalina Georgieva.

“Estos debe ir junto con el apoyo a las necesidades económicas: reducir el desempleo, evitar las bancarrotas y, con el tiempo, avanzar hacia la recuperación económica. Sabemos que es difícil encontrar el equilibrio, pero debemos esforzarnos para conseguirlo porque es la vía hacia un mejor futuro para todos”, añadió.

La idea es que las medidas económicas sean un complemento a los gastos de salud, no un impedimento o mucho menos un sustituto. Ambas partes deben ir de la mano. Claro está, para los países más vulnerables, como se observa en la región centroamericana, maniobrar con sus sistemas de salud ya de por sí bastante frágiles y deficientes supone retos adicionales. Es ahí que se pueden apoyar en los fondos del FMI, que ha liberado una línea de un billón de dólares, lo que duplica la capacidad de desembolso de los recursos de emergencia, tasados entre los $50,000 millones y los $100.000 millones para ayudar a los mercados emergentes y la economía en desarrollo.

Redaccion

Redaccion