El Titular El Salvador

Proponen reasignar gastos públicos para financiar la crisis del Coronavirus en El Salvador

EL SALVADOR.- La Fundación Salvadoreña Para El Desarrollo Económico y Social (FUSADES) publicó un análisis económico de la crisis del Coronavirus en el país, en el cual proponen financiar parte de los gastos generados para tratar la pandemia usando y reorientando racionalmente las fuentes actuales en el gasto público.

Si bien es cierto que es difícil establecer exactamente cuánto dinero se necesita realmente para afrontar la emergencia, existen algunas avenidas que se pueden ir tomando para que el impacto económico a la larga no sea tan grave. Por tanto, FUSADES indica que es importante dotar al Gobierno de un fondo de emergencia, recurriendo a fuentes que ya existen, y a la disponibilidad misma del presupuesto.

En este punto, hacen hincapié en el hecho de que el nivel de endeudamiento del país es muy elevado, por lo que la capacidad de las finanzas públicas para atender la emergencia es muy limitada. “El país no ha aplicado el principio sobre el que se sustenta la responsabilidad fiscal, que indica que en épocas de bonanzas se debe ahorrar, para disponer de recursos en época de crisis; esto, tendrá un efecto sobre la capacidad de recuperación del país”, explican.

Por tal motivo, los expertos prevén que se tendrá que recurrir a la cooperación internacional, y al apoyo con créditos concesionales para la emergencia.

Reasignaciones en el presupuesto

  • Podrían lograrse ahorros en el presupuesto del Estado para reasignarlos hacia las actividades inmediatas para combatir los efectos del coronavirus.
  • En el caso de las remuneraciones debe haber un congelamiento de plazas, en aquellos casos que no sea indispensable reemplazarlas.
  • Igualmente se podrían congelar salarios, de tal forma que los recursos alcancen para otras prioridades. 
  • También se pueden buscar ahorros en el rubro de bienes y servicios, especialmente en aquellos gastos no prioritarios. 
  • Podrían eliminarse los seguros médicos y de vida privados; prohibir el gasto en flota vehicular que no sea estrictamente necesaria. 
  • Por el estado de emergencia, se reducirán los viajes, viáticos y otros gastos relacionados; y también puede tomarse la decisión de prohibir los viajes durante este año, solo aquellos imprescindibles.
  • Lo ahorrado en este concepto puede reorientarse hacia la emergencia.
  •  El gasto devengado en bienes y servicios del Sector Público No Financiero en 2019 ascendió a US$1,159.3 millones.  El ahorro en bienes y servicios podría estar entre US$34.8 millones y US$42.4 millones –si se mantiene congelado este gasto de acuerdo con el de 2019.
Redaccion

Redaccion