El Titular El Salvador

Con 56 vo tos a favor aprueban nueva Ley de Teletrabajo

EL SALVADOR. – La Asamblea Legislativa aprobó este viernes la nueva “Ley de Regulaciones Especiales del Teletrabajo en el Sector Privado”, que busca garantizar los derechos laborales de los empleados que brindan sus servicios desde casa- ya sea de manera temporal por las restricciones aplicadas a raíz del COVID-19 o de manera permanente.

El proyecto de Ley recibió 56 votos a favor y un total de 23 en contra por abstención. Todos los votos negativos fueron de la bancada del partido FMLN, quienes argumentaron que la ley no beneficia al trabajador sino al patrono.

Daniel Reyes, diputado del FMLN, explicó que su partido se abstuvo de votar porque la ley carga al empleado con los costos del equipo y herramientas necesarias para llevar a cabo su labor. Es decir, que un empleado de call center que se cambie a esta modalidad tendría que lidiar primero con los costos del equipo de computación, audífonos, conexión a internet, etc.

“Como FMLN no tenemos compromisos con ningún sector empresarial, y lo único que exigimos es el respeto a los derechos de la clase trabajadora”, comentó el diputado Reyes.

Los reclamos del FMLN vienen a colación a pesar de que en el artículo 8 del Decreto#600 se específica la siguiente responsabilidad al patrono: “Proveer al trabajador los equipos, conexiones, herramientas, programas y aplicaciones que fueren necesarias e indispensables para la ejecución de las labores de conformidad en el artículo 29 del Código de Trabajo. En caso que el trabajador voluntariamente proporcione su equipo de trabajo será compensado por el empleador por su depreciación, de conformidad a la legislación vigente”.

El artículo da a entender claramente que es el empleador el encargado de suministrar los recursos necesarios. De lo contrario, deberá compensar al empleado por los costos.

El cambio a Teletrabajo debe ser voluntario

Otro aspecto importante de la nueva ley es que estipula que el cambio a este modo de trabajo debe ser voluntario. El decreto dice que la “implementación del teletrabajo es estrictamente voluntaria tanto para el trabajar como para el patrono y debe existir un acuerdo entre las partes, donde se establezcan los términos y condiciones, es decir, no existe forma coercitiva por ninguna de las dos partes”.

El acuerdo entre las partes se puede hacer antes de la contratación. Si ya se cuenta con un contrato firmado, el patrono puede incluir una adenda al contrato ya existente.

Redaccion

Redaccion