El Titular El Salvador

Tras 10 años de éxito, “El Cavernícola” se despide de los escenarios

Una de la puesta en escena más taquillera del teatro Luis Poma fue sin duda “El Cavernícola”, una comedia creada entre 1988 y 1991 por Rob Becker, que trata de los malentendidos que hay entre el hombre y la mujer, mediante un monólogo cómico y entretenido.

Según el director Roberto Salomón, esta ha sido una de las obras más solicitadas por el público y que hoy cierra un ciclo. Fernando Rodríguez es el actor que ha interpretado al “macho cavernícola” de la obra, durante los 10 años que duró la obra en escena.

Durante una entrevista que el actor Fernando Rodríguez comentó que fue en un almuerzo cuando el director Salomón le propuso hacer la obra, él no se la creyó, sin embargo, le comentó que ya conocía de que trataba porque la había visto en la producción mexicana, con el actor Cesar Bono interpretando al cavernícola.

En ese momento aceptó y le dijo que “si él confiaba en mí, yo confiaba en él” e inició a estudiar el guion, y aunque en un principio lo vió como algo muy difícil porque apenas tenía 27 años de edad, decidió tomar el reto.

Fernando es un actor que este 2019 cumple 15 años de ser actor profesional, 10 años de El Cavernícola y 5 de hacer Stand up Comedy y haber iniciado este género de comedia en El Salvador.

Llegado el momento, a Fernando se le fue entregado dos versiones de guion, una chapina y otra “gringa” en la que les daba hasta la manera de vestir, el uso de colores y detalles de ese tipo, sin embargo, el director le pidió al actor que lo adaptara para que fuera más entendible en el contexto salvadoreño. Además, el editó la obra y de hora y media, la paso a una hora; quitando toda la parte donde el cavernícola está con su familia, pues consideró que esta parte le pierde el ritmo a la obra.

La primera vez que la obra fue llevada al escenario, relata Fernando que, sintió que no avanzaba en la obra, sentía que nunca terminaba, era la primera vez que estaba solo en un escenario interpretando un personaje, pero al ver la emoción de la gente y como lo estaba disfrutando él, lo hizo sentir que estaba mejor y disfrutar lo que estaba haciendo; sumado a esto, el apoyo de su director al subir al escenario y lo abrazó, al mismo tiempo de felicitarlo porque juntos han construido el éxito de la obra.

“Él va dirigiendo y te dice: esta idea no, esto sí. Conforme pasa el tiempo siempre le propongo cambiar algo. A veces no logramos risas donde debería de haber y nos preguntamos por qué, entonces entramos a la ciencia de la comedia: la pausa va antes, después, el ritmo.

Además, consideró que esta obra no le ha cambiado la esencia, al contrario, lo único que se ha hecho es una adaptación a un lenguaje más apegado a la cultura; la idea no es cambiar el libreto, pero si cada actor le da su propia interpretación al personaje.

Explicó también, que hubo una parte que se decidió cambiar, que era la aparición del cavernícola con una sierra y dado el contexto que hacía poco tiempo una chica fue encontrada desmembrada, el actor manifestó no sentirse cómodo con esa escena y decidieron modificarla.

Pese a que ha pasado 10 años, hasta la fecha sigue siendo un éxito, claro está, que se va adaptando a la situación del momento, el actor ejemplificó que hay una canción que él debe cantar en la obra, usualmente, es la canción del momento; en el año del mundial fue el “Waka Waka”, este año quizá sea “Mamarre”, dijo entre risas.

Sin embargo, explicó que la obra no es una cosa de género, sino más bien de comportamientos del ser humano, y que, en este caso, la obra expone a un hombre queriendo conocerse en su nueva etapa de casados.

Fernando relata cómo manejó su vida a la par de “El Cavernicola”, a pesar que nunca se aburrió de hacer el personaje, no niega que en algún momento le dio celos, pues, aunque tenía otros proyectos, la gente siempre le preguntaba cuando se iba a presentar con El Cavernícola.

Más tarde entendió que eso era un fenómeno social y que enamoró al público, la obra.

Aunque relata que no ha sido todo color de rosa, pues en una ocasión olvidó todo, a 15 minutos de haber iniciado la obra y se quedó en blanco, pero le preguntaba a la gente y la gente solo reía, en ese momento, relata Fernando, que se le vino a la cabeza los consejos de su director que es “la memoria está en los pies, y uno marca todo, para este lado digo esto, para este otro lado hago esto”, en ese momento el volvió a lo último que había dicho y hecho y de repente, todo regresó a la normalidad.

Uno de los secretos que ha mantenido con vida a El Cavernícola es la contente autoexigencia del actor para cada vez que presenta la obra, no solo por el compromiso con él, el director y la imagen del teatro, sino también con el público, dice que se le haría feo escuchar “ah, me habían dicho que era chiva, pero nah, no me gustó, no sentí que el chavo estuviera conectado”, sería la muerte, dijo.

Al preguntarle si este ha sido su personaje favorito, él relata que “no es el más querido, pero sí es uno de los favoritos”, porque le ha permitido ir a todas partes de El Salvador.

Sin embargo, como actor, dice que de la obra se lleva una fotografía de una época que ha sido llevada a la generalidad, misma que lo aleja de muchas cosas, pero lo apega a otras; además de la calidad de director, el cariño del público, el crecimiento profesional y todas las puertas que se abrieron gracias a El Cavernícola.

Sin dejar de lado el aprendizaje que tuvo en la obra, donde dice que “prendí que uno debe negociar y cooperar, con estas dos palabras se pueden llegar a acuerdos que son necesarios en la convivencia de pareja”.

Por ahora, la obra toma una pausa después de 10 años de éxitos, pero Fernando no se detiene, sigue con más proyectos en la actuación donde volverá a tener igual o mayor éxito.

Uno de los deseos que Fernando tiene es llevar esta obra a Estados Unidos, pues por ahora, ya una comunidad de ese país lo ha contactado, pero no hay nada en concreto.

La obra narra las enseñanzas, aventuras y desventuras de un cavernícola que han trascendido por millones de años en la histórica lucha de ideas entre las recolectoras de información contra los cazadores de ideas, es decir las mujeres contra los hombres.

La temporada de este año inició con presentaciones de jueves y viernes 8:00 pm; sábado 5:00 pm y 8:00 pm y domingo 5:00pm, está será su segunda semana en escena y finalizará hasta el próximo 3 de noviembre.

Grupo Poma celebra un siglo de historia empresarial

Diputados reconocen labor empresarial y compromiso social de Ricardo Poma

Redaccion

Redaccion