El Titular El Salvador

FMLN calla ante la crisis con los sacerdotes en Nicaragua

Más de 300 muertos y varios heridos ha dejado la crisis contra los sacerdotes en Nicaragua, sin embargo, fracciones del FMLN dicen que este es un tema que solo se esta utilizando para polarizar y dudan de la legitimidad de los hechos.

Paramilitares militantes del gobierno de Daniel Ortega han hecho diferentes ataques a la Arquidiócesis de Managua, Nicaragua desde abril a la fecha, dejando más de 300 muertos y numerosos heridos.

El último ataque fue el pasado 9 de julio, al mediodía, en Basílica Menor de San Sebastián de la ciudad de Diriamba donde los obispos viajaron luego que al menos 14 personas fueran asesinadas durante las represiones cometidas por policías antimotines y paramilitares contra las manifestantes.

“Condenable y repudiable el hecho cobarde de agredir a obispos, al nuncio y sacerdotes por personas afines del gobierno y paramilitares”, expresó la Arquidiócesis de Managua en un comunicado emitido este 9 de julio.

 

Nicaragua, país donde se encuentra asilado el ex presidente Funes, la situación empeora cada día; el conflicto se inició con las protestas contra la reforma de la ley del seguro social que quería imponer el Gobierno.

Aunque Ortega derogó la reforma, las protestas han continuado, y hechos como la muerte un monaguío, quemaron a una familia entera viva, son algunos de los hechos que se han sumado a lo que esta ocurriendo en el país.

Ante todo ello, el FMLN no se ha pronunciado, a pesar de la estrecha relación que hay con Nicaragua, mismo donde años atrás le aconsejaron a Funes pidiera asilo para librarse de la justicia salvadoreña, según una publicación de El Diario de Hoy, donde expresan su compartimiento de ideología.

Diputados como Damián Alegría del FMLN dice dudar de la legitimidad de la manifestaciones en Nicaragua; así también, el sub jefe de la fracción del FMLN, Schafik Hándal, dijo que “mediante este tipo de llamados se quiere seguir polarizando”; en una publicación hecho por Diario El Mundo.

cortesía AFP
Redaccion

Redaccion